Camel coat

Los días de lluvia incesante, confesémoslo, nos plantean un reto a la hora de vestirnos cada mañana. Primero, nos da pereza salir. Y segundo, ¿qué demonios me pongo con este tiempo? Hay prendas que, vuelta a los básicos, son clave a la hora de facilitarnos la vida en esos días grises en los que no nos apetece nada, pero nada, vestirnos.

El abrigo camel, clásico atemporal, se convertirá en nuestro aliado infalible que dará vida a todos nuestros looks. Olvídate de combinaciones rebuscadas y apuesta por tonos monocromáticos en blanco, negro, granate o incluso en camel. Añade un pantalón de pana para darle textura al conjunto, o atrévete con un jersey de cuello alto de estampado de leopardo (si es en rojo, mejor). Y es que aquí podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación porque las posibilidades son infinitas. Yo no me quito este abrigo camel de Topshop que me compré el año pasado en Londres. El largo casi hasta los pies y el corte recto hacen de esta prenda el abrigo perfecto para cualquier ocasión, desde para una cena con vestido blazer y sexys botas por encima de la rodilla, hasta un día de turismo con denim desgastado y unas deportivas.

Texto: Lucía H. Peris

midilema-luciahperis-1midilema-luciahperis-2midilema-luciahperis-4midilema-luciahperis-3midilema-luciahperis-5midilema-luciahperis-6

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s